Biografia de algunos Presidentes de Venezuela Edgar Sanabria

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Escrito por Editor Visto: 5769
Edgar Sanabria


    

Edgar Sanabria (n. Caracas; 3 de octubre de 1911 - f. íb.; 24 de abril de 1989) fue un abogado, profesor, diplomático y político venezolano, presidente provisional del país en 1959, poco después de la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez. Sus mayores logros en su corto periodo por el ejecutivo fueron la ansiada ley de autonomía universitaria, y el aumento del impuesto petrolero.


Actividad académica y profesional

Nació en Caracas el 3 de octubre de 1911. Sus padres fueron Jesús Sanabria Bruzual y Teresa Arcia.

Inició sus estudios en el colegio de los Padres Franceses, el Instituto San Pablo y en el Liceo Caracas, el cual posteriormente renombrado Liceo Andrés Bello; aquí se graduó como bachiller en el año de 1928. Más tarde, ingresó en la Universidad Central de Venezuela, cursó la carrera de Derecho y obtuvo el título de Doctor en Ciencias Políticas en 1935. El año siguiente, consiguió el título de profesor normalista en el Instituto Pedagógico de Caracas.

Entre los años de 1936 y 1941, trabajó como profesor Liceo Andrés Bello y en la Escuela Normal de Caracas. También durante los años 1936 y 1958, manejó las asignaturas de Derecho Civil y de Derecho y su Historia, en la Universidad Central de Venezuela.

Además fue subdirector de la Biblioteca Nacional en 1936-1940 y nombrado consultor jurídico de los ministerios de Relaciones Exteriores, Hacienda y Fomento entre los años de 1942-1943.

 

Sanabria ocupó el cargo de director del Ministerio de Educación en 1944, fue miembro del Consejo de la Facultad de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. Fue profesor de Derecho Romano en la Universidad Católica Andrés Bello durante 4 años; así como en la Universidad Santa María por tres años. También enseñó en la Escuela de las Fuerzas Armadas de Cooperación (EFOFAC).

 Presidente interino de Venezuela

Tras la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, el 23 de enero de 1958, Edgar Sanabria fue miembro de la Junta de Gobierno provisional que tomó el poder tras el derrocamiento de Pérez Jiménez. Sanabria sustituyó al Contralmirante Wolfang Larrazábal como presidente de dicha junta.

Durante su presidencia de esta junta puso en ejecución la Ley de Impuesto Complementario y la Ley de Universidades, en la que se restablecía el estatuto de la autonomía universitaria.

Comienza su gobierno interino el 14 de noviembre de 1958, cuando el presidente de la junta militar de gobierno, Wolfgang Larrazabal, decide presentarse en las elecciones bajo el Pacto de Punto Fijo, y así asume provisionalmente el poder Edgar Sanabria.

El resultado electoral favoreció a Rómulo Betancourt del partido Acción Democrática, siguiendole Larrazábal quien era apoyado por URD, PCV y otros partidos políticos, y en el tercer lugar COPEI, con su candidato hegemónico Rafael Caldera. El 13 de febrero de 1959 entrega el poder a Betancourt.

Trayectoria posterior

Más tarde, ocupó diferentes cargos en el cuerpo diplomático venezolano, trabajando como embajador de Venezuela ante la Santa Sede en el Vaticano. Como reconocimiento a su importante labor, fue seleccionado en 1940 como individuo de número de la Academia Venezolana de la Lengua. Edgar Sanabria murió en Caracas el 24 de abril de 1989. Tenía 77 años de edad.

 

 

 

 

 

 

 

 

Luis Herrera Campins

 

 

 

 

 

Luis Antonio Herrera Campins (Acarigua, Portuguesa; 4 de mayo de 1925 - Caracas; 9 de noviembre de 2007) fue un abogado, periodista, historiador y político venezolano, también fue llamado el Presidente Cultural por sus importantes aportes a la cultura en Venezuela.

Cursó estudios de Derecho en la Universidad Central de Venezuela que tuvo que abandonar para terminarlos finalmente en la Universidad de Santiago de Compostela. Militó en la Unión Nacional de Estudiantes (UNE) y fue uno de los dirigentes juveniles más destacados del partido COPEI. Participó en la huelga universitaria de 1952, y por ello, fue expulsado del país. Se exilió en Madrid, donde fundó el periódico Tiela junto con otros dirigentes copeyanos, y regresó al país en 1958, al ser derrocado el régimen de Marcos Pérez Jiménez. Fue diputado entre 1959-1964, jefe de la fracción parlamentaria de su partido en el Congreso durante 1962-1969, secretario general de la Organización Demócrata-Cristiana de América Latina (ODCA) entre 1974-1979.

Resultó electo en los comicios presidenciales del 3 de diciembre de 1978 (que por quinta vez se celebraban desde la instauración de la democracia representativa en 1958) para el período 1979-1984. Durante su gobierno, los ingresos por concepto de venta de hidrocarburos se triplicaron, pero ello no impidió que el Estado contrajera importantes deudas con instituciones financieras extranjeras, hasta el punto de que la deuda pública ascendió a 25 millardos de dólares obligando a Venezuela someterse a las directivas económicas del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En febrero de 1983, el Banco Central de Venezuela se declaró insolvente, lo que desató una de las crisis económicas y financieras más graves de la historia reciente del país, el resultado fue la devaluación de la moneda el 18 de febrero de ese año, en el llamado Viernes Negro.

Después de entregar la presidencia de Venezuela, se alejó de la vida pública (si bien en los años 1990 ejerció funciones como presidente del partido COPEI).

Muere en la ciudad de Caracas el 9 de noviembre de 2007, a la edad de 82 años, debido a una enfermedad renal y diabetes que lo aquejaban durante los últimos dos años.

 

 

Aspectos relevantes de su gobierno

Elecciones Presidenciales en Venezuela, 1978

    * Fue un período donde se completaron importantes obras de infraestructura, por ejemplo: el complejo Parque Central, el teatro Teresa Carreño, la primera fase de línea 1 del Metro de Caracas, el Estadio Brígido Iriarte, el Parque Naciones Unidas en la cual quedaron inaugurados en Caracas los Juegos Panamericanos de 1983, el inicio de la Autopista a Oriente, el impulso del agro, el monumento a la Virgen de la Paz, entre otras.

    * Impulsó la Reforma del Código Civil, la Ley de Educación, y autorizó las emisiones de Televisión a Color en el país.

    * Los precios del petróleo llegan entre 1980 y 1981 a niveles nunca antes vistos, pasaron en ocasiones de los 30 dólares por barril, debido a la política de bloqueo que realizaron los países árabes contra los Estados Unidos y otros países occidentales.

    * No obstante, los inmensos ingresos provenientes de la explotación petrolera, el país vio aumentar su deuda externa, la cual había sido elevada ostensiblemente durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez.

    * Las presiones para el pago de la deuda externa produjeron la devaluación del bolívar, desde el llamado "Viernes Negro" en febrero de 1983, hasta fines del gobierno del presidente Herrera Campíns, la devaluación del bolívar (Bs. 4,30 por dólar) osciló entre Bs. 12 y Bs. 15 por dólar en el mercado libre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Jaime Lusinchi

 

 

 

 

 

Jaime Ramón Lusinchi (Clarines, Anzoátegui, 27 de mayo de 1924), médico pediatra, dirigente político venezolano. Presidente de la República durante el período constitucional 1984-1989.

Primeros años

Hijo de María Angélica Lusinchi, de descendencia italo-corsa. Inicia sus estudios de primaria en su ciudad natal y continúa en Puerto Píritu, y la secundaria en el Colegio Federal de Barcelona, recibiendo clases de Historia y Filosofía de la mano de Antonio Léidenz, quien lo incorpora en la lucha política, trabajando conjuntamente con el Partido Democrático Nacional (PDN), antecesor de lo que sería desde 1941 Acción Democrática. Durante sus años de estudiante universitario, se destaca en la actividad política, siendo, secretario del Consejo Escolar de Medicina de la Universidad Central de Venezuela (UCV), vicepresidente de la Asociación de la Juventud Venezolana (AJV) y vicepresidente de la Federación de Estudiantes de Venezuela (FEV).

El 20 de septiembre de 1947, Jaime Ramón Lusinchi se gradúa de médico en la UCV, con la tesis Hipertensión en obreros del Seguro Social, como parte de la promoción Domingo Luciani. Durante esta época contraerá nupcias con Gladys Castillo, con quien tendrá 5 hijos. Se especializa en el área de pediatría, cursando postgrado en la Universidad de Buenos Aires, en la cátedra del profesor Juan P. Garran, 1952, Universidad de Santiago de Chile, con el profesor Arturo Scroogie, 1952-1956 y en la Universidad de Nueva York, entre 1957 y 1958.

En el orden profesional, entre sus primeras labores se encuentran, el trabajo como médico rural en Cantaura y San Joaquín (Estado Anzoátegui) entre 1947-1948, médico del hospital de la empresa Mene Grande Oil Co, en San Tomé, 1948-1950, médico interno del Hospital de Emergencia de Salas en Caracas, 1950-1952, médico residente extranjero del Hospital de Clínicas de Buenos Aires, 1953, médico de planta del hospital Roberto del Río en Santiago de Chile, 1952-1956, médico residente en la sección de pediatría del Lincoln Hospital y del Centro Médico Universitario Bellevue, Nueva York, 1956-1958, instructor en el Instituto Nacional de Puericultura, así como médico adjunto del servicio de pediatría del Hospital Pérez de León de Caracas, 1958-1968.

 

Activismo político

En el ámbito político, Jaime Lusinchi, fue electo diputado al congreso nacional en 1948 por Acción Democrática, viéndose interrumpido en sus obligaciones, a raíz del golpe de estado que derrocó a Rómulo Gallegos el 24 de noviembre de ese mismo año. En 1950, formó parte de los organizadores de la huelga nacional de los trabajadores del petróleo. Tras la consumación del fraude electoral de 1952, y la auto proclamación de Marcos Pérez Jiménez como presidente de Venezuela, fue detenido por la Seguridad Nacional durante 31 días, recibiendo torturas. De allí fue trasladado a la Cárcel Modelo, exiliándose al poco tiempo.

Tras la caída del gobierno de Pérez Jiménez, el 23 de enero de 1958, Jaime Lusinchi retorna a Venezuela, integra el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Acción Democrática, y el 7 de diciembre de ese año es electo nuevamente diputado por el estado Anzoátegui, ocupando este cargo hasta 1978, cuando es electo senador. En marzo de 1981, es electo por consenso de su partido, Secretario General, logrando así, un camino más seguro para su candidatura en las elecciones presidenciales de 1983.

 Presidente de Venezuela (1984-1989)

Bajo el lema de un gobierno de austeridad y sensibilidad social, Jaime Lusinchi es electo presidente de Venezuela con el 56,72 % del total de los sufragios (3.755.501 votos válidos), en las elecciones presidenciales del 4 de diciembre de 1983. El 2 de febrero de 1984, toma posesión con un parlamento controlado mayoritariamente por el partido de gobierno. Los primeros años de gestión, se caracterizan por tratar de fomentar cierta estabilidad, reactivar la economía, el aumento de los precios petroleros y el refinanciamiento de la deuda externa.

En el VII Plan de la Nación, presentado por él mismo en su primer año de gobierno, se planteó la estrategia de la construcción de un nuevo pacto social y de la reforma del Estado, para lo cual se constituyó el 26 de diciembre de 1984 la Comisión Presidencial para la Reforma del Estado (COPRE), cuyos objetivos incluían, entre otros aspectos compilados, la democratización de los procesos gubernamentales regionales (elección universal, directa y secreta de gobernadores y creación de la figura del alcalde municipal).

Pese a este empuje inicial, La crítica situación económica a principios de su mandato mostraba signos de evidente maltrato por parte de las violentas políticas de devaluación monetaria de su antecesor, Luis Herrera Campíns, conocidas como el viernes negro del 18 de febrero de 1983 como medida apresurada con el fin de frenar el aumento de la deuda externa, que de 1980 a 1983 pasó de 29.310 millones de dólares a 38.297 millones de dólares, lo que generó un desfalco de más de 700 millones de dólares de las reservas del Banco Central de Venezuela, que llevó en 1983 a un déficit de 4.246 millones de dólares para completar una exigencia de 5.940 millones de dólares, lo que resultaba irónico y a la vez sospechoso en una nación que no contaba diez años de haber nacionalizado la industria petrolera. La disparidad del bolívar con respecto al dólar crecería al igual que la inflación, continuando la economía venezolana con su carácter dependiente y monoproductor. Ante esta situación su gobierno decidió reenfocar sus políticas, aumentando salarios, controlando precios y divisas, causando tensiones sociales. En los últimos años de gobierno, el gasto público era exorbitante, y se trató de crear una ilusoria estabilidad económica.

Este período también fue caracterizado por escándalos de moralidad y abuso de poder. La relación extra-marital del presidente de la República con su secretaria privada Blanca Ibáñez, provocó denuncias en los medios de comunicación, como causa de su notable influencia en las decisiones presidenciales, sumados a las Masacres de Yumare (Estado Yaracuy) y El Amparo (Estado Apure), donde fueron asesinados pescadores, confundidos con guerrilleros.

En cuanto a los escándalos de corrupción administrativa, protagonizó la escena el mal manejo del sistema cambiario en el organismo de Régimen de Cambio Diferencial (RECADI) que incluiría a partidos políticos, como la compra de 65 autos rústicos para la campaña electoral de Acción Democrática con fondos del Estado, la invención de miles de empresas del Estado que nunca existieron con la única finalidad de solicitar dólares preferenciales, el abuso de los más de 50.000 millones de dólares en el pago de la deuda pública externa que nunca se solventó (en 1984 era de más de 27.000 millones de dólares, en su mayoría a ser pagados en corto plazo, más el anuncio de la suspensión de pagos del 2 de enero de 1989); el mal manejo de recursos del Instituto Nacional de Hipódromos y la gran escoria que causó el balance de las reservas del Banco Central de Venezuela, que en diciembre de 1985 eran de 10.251 millones de dólares, y para 1988 eran de apenas 3.092 millones de dólares.

Durante su gestión de gobierno se construyeron en Caracas, el Paseo Vargas, el Complejo Habitacional Juan Pablo II, el tramo del Metro de Caracas Zoológico/Las Adjuntas-El Silencio, se erigió la Represa del Río Turimiquire (Estado Monagas), el comienzo de la construcción de la Autopista de Oriente, la fabricación de 331.615 viviendas, así como el inicio de la Comisión para la Reforma del Estado (COPRE), con la cual años después, se lograría la descentralización de las regiones. También durante este período, en 1985, el país recibío por primera vez la visita de un Papa, Juan Pablo II. Y en 1987, la incursión de la corbeta colombiana Caldas en mares venezolanos, puso a prueba la eficacia militar y diplomática de Venezuela ante las naciones vecinas.

Su período presidencial culminó el 2 de febrero de 1989 cuando entregó la presidencia de la República al ganador de las elecciones de 1988 por Acción Democrática, Carlos Andrés Pérez, quien ya había gobernado al país en el período constitucional 1974-1979.

 Trayectoria posterior

El gobierno de Jaime Lusinchi, finaliza con gran popularidad, siendo elegido como sucesor, un representante de su mismo partido (Carlos Andrés Pérez), algo que sólo había ocurrido una vez en el año 1964. Lusinchi se incorpora al congreso como senador vitalicio, por su condición de ex presidente, según ordenamiento de la Constitución de 1961. En 1991, contrae matrimonio con su otrora secretaria privada Blanca Ibáñez, después de un polémico divorcio con Gladys Castillo. En 1993 la Corte Suprema de Justicia da luz verde para el procesamiento del ex presidente, tras hallar indicios de corrupción. A raíz de esto, se traslada a Costa Rica y Miami, donde reside actualmente. Durante su trayectoria política, recibió distinciones y reconocimientos académicos tales como, el Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Bar-lland de Israel en 1987 y de la Universidad de Houston y la Universidad de Guadalajara en 1983.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ramón José Velásquez

 

 

 

 

 

 

 

 


Ramón José Velásquez Mújica, (San Juan de Colón, Táchira, 28 de noviembre de 1916) Político, jurista e historiador venezolano, Presidente interino de la República designado por el Congreso (1993-1994).

Sus padres fueron Ramón Velásquez Ordoñez, periodista y corrector de pruebas en un periódico y la educadora Regina Mujica. Estudió de la mano de sus padres en su pueblo natal. Cursó los estudios primarios en el liceo Simón Bolívar de San Cristóbal. En 1935 viajó a Caracas para terminar el bachillerato en el liceo Andrés Bello, al mismo tiempo que se encuentra en desacuerdo con el régimen gomecista. La educación superior la hizo en la Universidad Central de Venezuela, recibiéndose como Doctor en Ciencias Políticas y sociales en 1942 y como Abogado en 1943. Se casó con Ligia Betancourt Mariño y tuvo cuatro hijos de quienes se encargó recibieran educación superior: Ramón Ignacio, Regina, José Rafael y Gustavo Luis.

Aunque abogado de profesión, ingresa a la plantilla de reporteros del periódico Últimas Noticias por preferir la agitada y movida sala de redacción. Su ejercicio periodístico lo conduce a dirigir importantes diarios y revistas como el diario El Nacional, en dos oportunidades. Esto no significó su retiro de otros diarios como redactor de columnas, artículos y reportajes que reflejan la historia política y social del país. 1.

Ingresó desde muy joven a la actividad política. Fue preso político durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez. A partir de 1958, fue electo parlamentario en diversas ocasiones en las listas del partido Acción Democrática. Fue el Secretario General de la Presidencia durante el gobierno de Rómulo Betancourt.

Presidió la Comisión para la Reforma del Estado (COPRE) en el lapso 1984-1986. Fue Presidente por Venezuela de la Comisión Presidencial para Asuntos Fronterizos Colombo Venezolanos (COPAF) entre 1989 y 1993. En el segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez fue senador, pero la destitución del presidente desató una crisis, que se resolvió políticamente eligiendo a Velásquez para que concluyera como Presidente el periodo constitucional. La decisión fue tomada mediante común consenso entre las fracciones en el parlamento que no querían como sucesor a Octavio Lepage, presidente del congreso en esos momentos.

El 5 de junio de 1993 el Congreso eligió al entonces senador Velásquez como presidente constitucional, para sustituir a Pérez, recientemente suspendido. Su principal contendor, el entonces presidente del congreso Octavio Lepage generó disensiones en el congreso, que favorecieron la designación de Velásquez. El gobierno provisional de Velásquez quedo opacado por el llamado narcoindulto del traficante Larry Tovar Acuña.

Otros hechos ocurridos bajo su breve gobierno incluyen la quiebra del Banco Latino con la subsecuente fuga de divisas al exterior y la tragedia de Las Tejerías. Entre sus medidas gubernamentales estuvo la implantación del Impuesto al Valor Agregado, aprobado durante la administración de Pérez.

Como historiador ha dejado perdurable huella de su trabajo impreso en varias obras y numerosos trabajos periodísticos. Entre sus obras más reconocidas se encuentran "La caída del liberalismo amarillo" y "Confidencias imaginarias de Juan Vicente Gómez".

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar