Corteza Terrestre

Escrito por Editor Visto: 1160

 

Es la capa de roca externa de la Tierra. Es comparativamente fina, con un espesor que varía de 5 km, en el fondo oceánico, hasta 70 km en las zonas montañosas de los continentes.

Se ha planteado que la primera corteza en la Tierra se formó hace 4.400-4.500 millones de años. Los volúmenes de la corteza terrestre no han sido constantes sino que se cree que han aumentado a través del tiempo.

Se sabe que hace 2.500 millones años ya existía una masa formidable de corteza, antes de esto se supone que hubo mucho reciclaje de corteza hacia el manto.

El crecimiento, es decir aumento en volumen de la corteza, se cree que ha ocurrido episódicamente con dos eventos mayores: uno hace 2.500-2.700 millones de años y otro hace 1.700-1.900 millones de años.

La corteza oceánica cubre aproximadamente el 78 % de la superficie planetaria. Es más delgada que la continental y se reconocen en ella tres niveles.

El nivel más inferior, llamado nivel III, colinda con el manto en la discontinuidad de Mohorovičić; está formado por gabros, rocas plutónicas básicas. Sobre los garbos se sitúa el nivel II de basaltos, rocas volcánicas de la misma composición que los gabros, básicos como ellos; se distingue una zona inferior de mayor espesor constituida por diques, mientras que la más superficial se basa en basaltos almohadillados, formados por una solidificación rápida de lava en contacto con el agua del océano.

Sobre los basaltos se asienta el nivel I, formado por los sedimentos, pelágicos en el medio del océano y terrígenos en las proximidades de los continentes, que se van depositando paulatinamente sobre la corteza magmática una vez consolidadas. Los minerales más abundantes de esta capa son los piroxenos y los feldespatos y los elementos son el silicio, el oxígeno, el hierro y el magnesio. Forma de fondos oceánicos. La corteza más abundante es el basalto, que es una roca volcánica.

La corteza continental es de naturaleza menos homogénea, ya que está formada por rocas con diversos orígenes. En ella predominan las rocas ígneas intermedias-ácidas (como el granito por ejemplo) acompañadas de grandes masas de rocas metamórficas formadas por metamorfismo regional en los erógenos y extensamente recubiertas, salvo en los escudos, por sedimentarias muy variadas.

En general, contiene más silicio y cationes más ligeros y, por tanto, es menos densa que la corteza oceánica. Tiene también un grosor mayor y en la historia geológica se observa un aumento en su proporción respecto del total de corteza terrestre, ya que, por su menor densidad, es difícil que sus materiales sean sumergidos en el manto.

Los minerales más abundantes de esta capa son los cuarzos, los feldespatos y las micas, y los elementos químicos más abundantes son el oxígeno (46,6 %), el silicio (27,7 %), el aluminio (8,1 %), el hierro (5,0 %), el calcio (3,6 %), el sodio (2,8 %), el potasio (2,6 %) y el magnesio (2,1 %).

Movimiento de la Corteza Terrestre

Cuando miramos a nuestro alrededor vemos las mimas montañas, los mismos valles, toda nuestra vida; pero eso no indica que permanezcan así realmente, el rostro de la Tierra siempre está cambiando aunque nosotros no lo podamos percibir.

Todos los días las montañas se desgastan por acción del agua y la temperatura, otras nacen en otros lugares, etc.

A veces los cambios no son tan lentos y en días, a veces en cuestión de minutos, como un volcán hace erupción en el océano y origina una nueva isla, o un terremoto que abre una grieta gigantesca en el suelo, van modificando el relieve terrestre.

Las fuerzas originan esos cambios de la corteza terrestre se denominan diastrofismo, y suceden de cómo una forma de la misma corteza de equilibrase, ya quelas partículas que se desgastan en un sitio deben depositarse en otro, lo que hace que se hunda y origine una presión nueva que trae como consecuencia que otro sitio en el planeta se levante.

Los movimiento de la corteza terrestre se clasifican en orogénicos y e pirogénicos.

1. Movimientos Orogénicos: Son movimientos verticales o laterales de la corteza terrestre, más rápidos que los anteriores. Originan:

PLEGAMIENTOS
Son flexiones de la corteza terrestre que se producen cuando son ejercidas presiones laterales. Esto sucede en rocas que soportan este tipo de fuerzas sin quebrarse, como son las sedimentarias.

Éste es el origen de las montañas, tales como la cordillera de los Andes, a la cual pertenece el pico Bolívar, y la misma cordillera de la Cosa, a la cual pertenece el Ávila. Un plegamiento tiene dos partes:

Sinclinal: es la parte

Deprimida del plegamiento.

Son los valles que se originan

Entre las montañas.

 Anticlinal: es la parte

Que se levanta despliegue. Son las

Cimas de las montañas

La corteza oceánica

La corteza oceánica tiene un grosor aproximado de 10 km; no obstante, esta cifra decrece notablemente en determinados puntos del planeta, como en el rift valley, en el área central de las dorsales oceánicas, donde alcanza un valor prácticamente equivalente a O.

En dicha zona, el magma procedente del manto aflora directamente.

En la corteza oceánica se pueden distinguir diversas capas. Los sedimentos que forman la primera tienen un espesor situado entre 0 y 4 km; la velocidad media de propagación de las ondas sísmicas alcanza los 2 km/s. A continuación se localiza una franja de basaltos metamorfizados que presentan entre 1,5 y 2 km de grosor; la velocidad de las ondas es en este punto de 5 km/s.

La tercera capa de la corteza oceánica, formada por gabros metamorfizados, mide aproximadamente 5 km; en ella, la velocidad media queda comprendida entre 6,7 y 7 km/s. Cabe mencionar una última parte, donde se registra la máxima velocidad (8 km/s); está constituida por rocas ultra básicas cuyo espesor ronda el medio kilómetro.

Con un espesor medio de 35 km, la corteza continental incrementa notablemente este valor por debajo de grandes formaciones montañosas, pudiendo alcanzar hasta 60-70 km. Aparece dividida en dos zonas principales: superior e inferior, diferenciadas por la superficie de discontinuidad de Conrad.

Las placas que forman la corteza terrestre se encuentran flotando sobre materiales pastosos sometidos a fuertes presiones. Se desplazan lentamente las unas con respecto a las otras. En el pasado estuvieron unidas, después se separaron formando los actuales continentes.

Debido a estos movimientos y a la presión sobre los materiales internos, se producen diversos fenómenos: plegamientos del terreno, fallas, grietas, volcanes y terremotos. Vivimos sobre una superficie que, lejos de permanecer estable, va cambiando a lo largo del tiempo.

El estudio de los terremotos ha permitido definir el interior de la Tierra y distinguir tres capas principales, desde la superficie avanzando en profundidad, en función de la velocidad de propagación de las ondas sísmicas. Dichas capas, apreciables en un corte transversal, son: corteza, manto y núcleo.

También la información que nos proporcionan los meteoritos puede ser de gran utilidad para conocer la composición de los materiales del interior de la Tierra.

Los métodos de datación sitúan la edad de algunos meteoritos en unos 4500 millones de años coincidente con la edad de la tierra. Se cree que la composición de muchos meteoritos es idéntica a la de algunas capas del interior terrestre.

(Foto arriba: cráter en Arizona por el impacto de un meteorito, tiene aproximadamente 1,5 Km. de diámetro, y se cree que su masa era de 300.000 ton. y viajaba a una velocidad de 60.000 Km/h.)

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar