Los Dientes

Escrito por Editor Visto: 2142

Los  diente es un órgano anatómico duro, enclavado en los procesos alveolares de los huesos maxilares y mandíbula a través de un tipo especial de articulación denominada gonfosis,

en la que intervienen diferentes estructuras que lo conforman: cemento dentario y hueso alveolar ambos unidos por el ligamento periodontal.

El diente está compuesto por tejidos mineralizados (calcio, fósforo, magnesio), que le otorgan la dureza. En su conjunto forman la dentición temporal (o dientes de "leche") y la dentición permanente.

La dentición temporal (decidua) son los dientes del bebé y niños pequeños, consta de 20 dientes.

La dentición permanente son los dientes que servirán toda la vida, inician su erupción desde los 6 años de edad, e irán remplazando a los dientes de la primera dentición hasta llegar a la edad de adolescente.

La dentición permanente consta de 32 dientes, en la edad de 16 a 25 años de edad pueden llegar a erupciones los terceros molares (llamados "muelas del juicio o cordales").

Los dientes son estructuras de tejido mineralizado que comienzan a desarrollarse desde la vida embrionaria, e inician su erupción en los primeros seis meses de vida, los cuales ayudan al proceso de la masticación de los alimentos para una buena digestión. El diente realiza la primera etapa de la digestión y participa también en la comunicación oral.

Básicamente en el diente se pueden reconocer dos partes, la corona, parte recubierta por esmalte dental y la raíz no visible en una boca sana.

Los dientes, ordenados desde el centro hacia las mandíbulas son: incisivos que cortan, los caninos que desgarran, los premolares que trituran y los molares que muelen.

Esmalte dental: es un tejido formado por hidroxiapatita y proteínas (en muy baja proporción). Es el tejido más duro del cuerpo humano. En zonas donde el esmalte es más delgado o se ha desgastado, puede ser sumamente sensible. El esmalte es translúcido, insensible al dolor pues en el no existen terminaciones nerviosas. Con el flúor se forman cristales de fluorhidroxiapatita que es mucho más resistente que la hidroxiapatita al ataque de la caries dental.

Dentina: tejido mineralizado, pero en menor proporción que el esmalte. Es el responsable del color de los dientes. Contiene túbulos en donde se proyectan prolongaciones de los odontoblastos. La dentina proporciona elasticidad al frágil pero duro esmalte.

Cemento radicular: tejido conectivo altamente especializado. Es una capa dura, opaca y amarillenta que recubre la dentina a nivel de la raíz del diente. Se encarga de unir la pieza dental con el resto de la mandíbula o maxilar.

Pulpa dentaria: de tejido mesodérmico está constituida por un tejido suave que contiene vasos sanguíneos (arteria y vena) que conducen la sangre hacia el diente y por fibras nerviosas que otorgan sensibilidad al diente. Dichos nervios atraviesan la raíz (del diente) por medio de finos canales. Su célula principal son los odontoblastos (son células tanto de la pulpa como de la dentina), éstos fabrican dentina y son los que mantienen la vitalidad de la dentina. Los odontoblastos poseen prolongaciones conocidas como Procesos Odontoblásticos que se alojan en los túbulos dentinarios. En la pulpa dentaria se encuentra alojado el paquete vasculo nervioso que está formado por un filete nervioso, una vena y una arteria dándole esta la vitalidad e inervación necesaria.

Periodonto: Son las estructuras que dan soporte y sustentabilidad al diente.

Clases de enfermedades dentales primarias:

3.1. Carie dental:

  • a. Sintomatología:

| Los signos de una carie dental consiste en una coloración blanquecina y marronácea al igual que la destrucción del esmalte, luego de la corona. Otros signos son : temperaturas extremas y finalmente el dolor.

  • b. Patogenesia:

La carie consiste en la destrucción de las sustancias duras del diente, que son destruidos por ácidos que se encuentran en la saliva. Estos ácidos son producidos por bacterias que descalcifican el esmalte del diente.

  • c. Tratamiento:

Las piezas afectadas por caries deben ser tratadas odontológicamente, tiene que tener un tratamiento precoz con la eliminación de la sustancia enferma. El defecto de cierre con el esmalte.

  • Pulpitis:
  • a. Sintomatología:

La pulpitis proviene al consumir alimentos o bebidas calientes o frías. Si predomina la sensibilidad se inflama poniendo en peligro la pieza dentaria.

Cuando el proceso avanza la inflamación de puede prolongar a trastornos en forma de crisis, provocando la aparición de dolor que generalmente aumenta por las noches.

  • b. Patogenesia:

La pulpitis trata de la consecuencia de un caries que no ha sido tratada a tiempo, las bacterias entran por la dentina destruida infectando la pulpa dentaria.

  • c. Tratamiento:

Cuado la pulpitis se trata en los primeros síntomas se puede curar completamente, pero si a progresado la pulpa inflamada se debe extraer bajo anestesias . luego se empasta el hueco del diente si se ha producido cangrena, hay que hacerle una operación medicamentosa en el conducto radicular.

  • Paradontitis apical :
  • a. Sintomatología:

Esta enfermedad aguda, la pieza dental afecta, es sensible a la presión, el dolor aparece al tocar el diente y cuando se aprieta los dientes. Ya que el tejido que envuelve a la raíz de estos se engruesa por la inflamación. El dolor es continuo .

En la paradontitis apical crónica, por el exterior del diente no de observa ninguna enfermedad y el dolor es la crisis aguda. Los casos crónicos se descubren al realizar una radiografía del diente.


Enfermedades del lecho dental

1. Gingivitis:

La gingivitis aguda provoca el enrojecimiento y terma facción de la encía conjuntamente con una hemorragia.

1.1. Clases de gingivitis:

  • a. Gingivitis crónica:

También ataca a la encía con diversos signos inflamatorios.

  • b. Gingivitis ulcerosa:

Es muy dolorosa y frecuente provoca un sabor podrido y fiebre, el tejido se hace negro por el dolor, es imposible la alimentación.

  • Patogenesia:

Los agentes que causan estas inflamaciones son las bacterias ubicadas en la cavidad bucal, que se presentan por la falta de aseo, por la presencia de alimento semisólidos, sarro, en partes poco afianzadas.

  • Paradontitis:

Es una enfermedad crónica, la encía se extrae, se destruye el hueso y el tejido del diente, la raíz se hace visible, también es causada por trastornos metabólicos, alteraciones hormonales, reacciones alérgicas e incluso por cargas psíquicas . provocando un aflojamiento de los dientes e inflamación de las encías.

  • Patogenesia y etiología:

La causa más frecuente de la paradontitis consiste en la acumulación de la placa y sarro. Por los minerales que se encuentran en la saliva, estos depositan sobre la placa que ha sido controlada. De esta manera se forma el sarro, que es un depósito marrón amarillento en el límite de la encía y marrón oscuro por debajo de esta, en las que se acumulan las bacterias, que son las que provocan la paradontitis.

Se previene lavando los dientes a fondo con una técnica correcta, incluido el masaje de las encías. Las placas dentales deben ser eliminados regularmente por odontólogos ya que este se dará cuenta se hay alteraciones ya existentes. Estas serán controladas con un tratamiento adecuado y al tiempo.

  • Higiene dental correcta:

La causa principal de las enfermedades dentales y de las encías se produce por los depósitos de sustancias bacterianas y estas producen la caries, gingivitis y otras enfermedades; por eso es muy importante hacerse una adecuada higiene dental.

Para controlar estas enfermedades hay cuatro pilares muy importantes.

  • Higiene dental
  • Alimentación correcta
  • Aporte del fluor
  • Controles odontológicos regulares.

La higiene dental sólo se consigue mediante un técnica correcta del lavado. La higiene debe empezar en los niños, a partir de los dos años aproximadamente, con la ayuda incondicional de los padres, para los niños lo más apropiado es el método de rotación ya que es efectivo y rápido de aprender, consiste en cepillar la superficie de los dientes superiores e inferiores, haciendo un movimiento de rotación con el cepillo y las superficies de masticación

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar