DESARROLLO DEL PENSAMIENTO

Escrito por Editor Visto: 216

La capacidad de pensar es propia del ser humano, y se va desarrollando paulatina y naturalmente con la maduración, cuando el ser humano crece y se desarrolla.

Sin embargo esa aptitud natural para pensar, que significa entenderse a sí mismo y al mundo que lo rodea, usando la percepción, la atención, la memoria, la transferencia, etcétera, solucionando problemas que se presentan día tras día, recordando, imaginando y proyectando, puede estimularse mediante la educación, que actúa sobre los procesos mentales para desarrollarlos, orientarlos y potenciarlos. 

Para ellos se utilizan estrategias que estimulan la comprensión y el aprendizaje significativo, para que lo que penetre en la memoria se sitúe en la de largo plazo, relacionando los nuevos datos o hechos registrados, con conocimiento anteriores. El pensamiento se desarrolla entonces por obra de la naturaleza y de la acción externa (por educación).

El desarrollo del pensamiento puede entonces ser natural o estimulado, pero este último debe respetar según Piaget las etapas del desarrollo natural del niño. Entre el nacimiento y los dos años de vida, se prodce la etapa sensorio motora, donde el niño es incapaz de internalizar ideas. Entre los 2 y los 7 años transcurre la etapa pre operacional. El niño ya forma imágenes mentales y desarrolla primero el lenguaje oral y luego el escrito. Entre los 7 y los 11 años es la etapa del pensamiento concreto, y a partir de esta edad ya puede ser capaz de abstraer.

Para Dewey, todo conocimiento para ser tenido como tal debe confrontarse con la experiencia. La mente para este autor se desarrolla, cuando se enfrenta a situaciones que debe resolver.

Concepto de Desarrollo del Pensamiento

El pensamiento es el atributo fundamental que diferencia a los seres humanos de otros animales. Se trata de una capacidad intelectual que surge como resultado de una serie de operaciones mentales de diverso grado de complejidad que el hombre es capaz de realizar: observar, razonar, relacionar, recordar, imaginar son algunas de ellas. El pensamiento no nace con nosotros ni surge de un día para otro, sino que se desarrolla a medida que crecemos e interaccionamos con el mundo que nos rodea.

El concepto de desarrollo del pensamiento ha sido explorado fundamentalmente por la rama de la psicología conocida como psicología del desarrollo, dentro de la cual Piaget es uno de sus principales exponentes, y por la pedagogía y la educación, de la mano de investigadores como Vigotsky.

 (El Desarrollo del Pensamiento.)

El desarrollo del pensamiento puede ser estimulado, pero es necesario no forzar al niño, ya que se debe tener en cuenta su natural proceso evolutivo. Se sabe que durante los primeros dos años, la conexión del niño con el mundo circundante es sensorio-motora. En esa etapa aprenden a manipular objetos pero no pueden entender la permanencia de los objetos si quedan fuera del alcance de sus sentidos. La denominada etapa preoperacional es la que le sigue, y esta se extiende aproximadamente hasta los 7 años. En esta etapa se desarrolla el lenguaje, primero el oral y luego el escrito, y el niño logra ir concibiendo imágenes mentales. A partir de los 7 años comienza la etapa operacional concreta: el niño puede elaborar pensamientos concretos, puede entender el concepto de agrupar, por ejemplo. Recién  a partir de los 12 años los niños pueden adquirir una visión más abstracta del mundo y aplicar la lógica formal. Esta etapa se conoce como etapa operacional formal. Pueden entender vínculos de causa-efecto y formular hipótesis y contrastarlas.

La edad de inicio de la escolaridad en casi todo el mundo se adapta a este patrón de desarrollo cognitivo. De hecho, la enseñanza y la educación son factores esenciales para la formación de las capacidades que demanda el pensamiento. El “constructivismo” en materia de educación sostiene que se puede “aprender a pensar”, y concibe a la inteligencia humana como la capacidad del sujeto de asumir y transformar su medio personal, social y cultural. En tal sentido, el desarrollo del pensamiento engloba el fomento de habilidades para el análisis de problemas y la aplicación de estrategias de solución, así como la capacidad de hacerse preguntas.

Aunque en general se habla del desarrollo del pensamiento como algo global, el pensamiento humano se presenta con múltiples facetas. Así, se reconocen como partes muy significativas del pensamiento humano, muy asociadas a sus habilidades para desenvolverse en el estudio y en el mundo del trabajo, el pensamiento analítico, el pensamiento vertical o lógico, el pensamiento lateral y el pensamiento creativo.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar