Fucion de los Microfilamentos

Visto: 56

Funcion de los microfilamentos

   

Los microfilamentos son parte del citoesqueleto. Su funcion es la de dar estabilidad a la estructura y la forma de la celula. No son contractiles, pero pueden generar movimiento ensamblandose y desensamblandose rapidamente como en los pseudopodos de algunas amebas, y neutrofilos. Constan de una doble helice de cadenas proteicas de actina con giro dextrogiro, y con diametro aproximado de 7 nanometros. En la citocinesis de casi todas las celulas que entran en division, forman un anillo contractil en asociacion con otra proteina llamada miosina para separar por completo la membrana de la celula madre, y formar dos celulas hijas. Debajo de la membrana celular forman una estructura llamada corteza celular que es poco mas viscosa que el inerior del citoplasma, y donde estan muchas proteinas perifericas.

Los peroxisomas son algo completamente distinto, son bolsas membranosas que contienen muchas enzimas relacionadas con la beta oxidacion de acidos grasos. Los peroxisomas abundan en las celulas hepaticas y participan en la detoxificacion de algunas sustancias como el etanol, o los barbituricos, medicamentos, etc. En estas reacciones se produce peroxido de hidrogeno, el cual es toxico (y de ahi el nombre de peroxisoma) el cual se elimina gracias a la enzima llamada catalasa, la cual produce agua y oxigeno molecular a partir del peroxido producido.

*Los encargados de degradar materiales ingeridos, en celulas eucariotas animales, son los llamados lisosomas (especificamente los lisosomas primarios) los cuales contienen alrededor de 40 tipos de enzimas hidroliticas distintas para digerir al fagosoma. En las celulas vegetales no se ha probado la existencia de lisosomas, pero las vacuolas alimenticias relizan la misma funcion que los lisosomas en celulas animales. En procariotes solo se secretan enzimas hidroliticas al medio circundante para desdoblar moleculas de nutrientes en moleculas mas sencillas, que luego entran por difusion simple, o facilitada.

Los microtúbulos son estructuras tubulares de las células, de 25 nm de diámetro exterior y unos 12 nm de diámetro interior, con longitudes que varían entre unos pocos nanómetros a micrómetros, que se originan en los centros organizadores de microtúbulos y que se extienden a lo largo de todo el citoplasma. Se hallan en las células eucariotas y están formadas por la polimerización de un dímero de dos proteínas globulares, la alfa y la beta tubulina.

Los microtúbulos intervienen en diversos procesos celulares que involucran desplazamiento de vesículas de secreción, movimiento de orgánulos, transporte intracelular de sustancias, así como en la división celular (mitosis y meiosis) y que, junto con los microfilamentos y los filamentos intermedios, forman el citoesqueleto. Además, constituyen la estructura interna de los cilios y los flagelos.

Los microtúbulos se nuclean y organizan en los centros organizadores de microtúbulos (COMTs), como pueden ser el centrosoma o los cuerpos basales de los cilios y flagelos. Estos COMTs pueden poseer centríolos o no.

Además de colaborar en el citoesqueleto, los microtúbulos intervienen en el tránsito de vesículas (véase la dineína o la kinesina), en la formación del huso mitótico mediante el cual las células eucariotas segregan sus cromátidas durante la división celular, y en el movimiento de cilios y flagelos.

Técnica de inmunofluorescencia para mostrar los microtúbulos mediante anticuerpos marcados contra β-tubulina.

Estructura

Los microtúbulos son heteropolímeros de α- y β-tubulina, los cuales forman dímeros, que son su unidad estructural.[1] Los dímeros polimerizan en 13 protofilamentos, que luego se agregan lateralmente para formar estructuras cilíndricas huecas. Para polimerizar se requiere la presencia de dímeros a una concentración mínima determinada denominada concentración crítica, aunque el proceso se acelera por la adición de núcleos, que son elongados.

Sección de microtúbulos de pocos dímeros de longitud.

Una importante característica de los microtúbulos es su polaridad. La tubulina polimeriza por adición de dímeros en uno o ambos extremos del microtúbulo. La adición es por unión cabeza con cola, en la formación de los protofilamentos. Así, se forman filas sesgadas de monómeros de α y β-tubulina en la pared, lo que provoca una polaridad global al microtúbulo. Debido a que todos los protofilamentos de un microtúbulo tienen la misma orientación, un extremo está compuesto por un anillo de α-tubulina (denominado extremo -) y, el opuesto, por un anillo de β-tubulina (denominado extremo +).

comments

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar