Definición de Monarquia

Visto: 78

Definición de monarquía: es una forma de gobierno de un Estado (aunque en muchas ocasiones es definida como forma de Estado en contraposición a la república) en la que la jefatura del Estado o cargo supremo es:

Personal, y estrictamente unipersonal (en algunos casos históricos se han dado diarquías, triunviratos, tetrarquías, y en muchas ocasiones se establecen regencias formales en caso de minoría o incapacidad o valimientos informales por propia voluntad).

Vitalicia (en algunos casos históricos existieron magistraturas temporales con funciones similares, como la dictadura romana, y en muchos casos se produce la abdicación voluntaria o el derrocamiento o destronamiento forzoso, que puede o no ir acompañado del regicidio).

Designada según un orden hereditario (monarquía hereditaria), aunque en algunos casos se elige, bien por cooptación del propio monarca, bien por un grupo selecto (monarquía electiva).

Características generales de Roma:

Historia de la civilización romana.

Leyenda

Etapas de la civilización romana

Economía Romana.

Comercio

Sociedad romana.

Vida Cotidiana

Arquitectura

Legados de Roma: era un general del ejército romano, equivalente a un moderno oficial general o lugarteniente. Siendo de rango senatorial, su superior inmediato era el dux y tenía mayor rango que todos los tribunos militares. Para mandar un ejército independiente del dux o gobernador provincial, los legados tenían que tener rango pretorio o superior; un legado podía ser investido con imperium propretorio (legatus pro praetore) por derecho propio. Los legados recibían una parte sustancial del botín del ejército al final de una campaña, lo que hacía de ésta una posición lucrativa, así que a menudo podía atraer incluso a cónsules distinguidos (por ejemplo, el cónsul Lucio Julio César se ofreció voluntario a finales de la Guerra de las Galias como legado bajo el mando de su pariente Cayo Julio César).

Los hombres que desempeñaban el cargo de legado se escogían entre la clase senatorial de Roma. Había dos posiciones principales; el legatus legionis era un expretor al que se da el mando de una de las legiones de élite romanas,1 mientras que el legado propretor era un excónsul, a quien se daba el gobierno de una provincia romana con los poderes magistrales de un pretor, que en algunos casos le daba el mando de cuatro o más legiones. En algunas provincias, como la Bética y Lusitania en tiempos de Adriano, se daba al presidente el nombre de legado consular.

Ubicación geográfica de Roma: Actualmente Roma se sitúa en el continente Europeo en la que se llama Península Itálica, y es la capital del país de Italia. En el Imperio Romano en la máxima extensión de este, sus límites fueron: Norte hasta el río Rhin y Danubio incluyendo Inglaterra.

Procesos de roma en su surgimiento como ciudad –Estado: Desde su origen y fundación porque Roma es hija de la cultura griega y Grecia el la madre de las ciudades-estado, en ella se consolida un sistema de vida social y política que le da fuerza al ciudadano y esa vitalidad es heredada por Roma que como madre-ciudad-estado le da a sus ciudadanos esa noción de pertenencia, de orgullo que fue la sangre vital de la creación de un imperio.

Los romanos fueron invencibles y fuertes mientras la noción y la condición de ciudadanos de Roma la gran madre-estado los alimento y sus las legiones conquistaron el Mediterráneo y después a Europa y parte de Asia llevando en sus lanzas y espadas el orgullo de su madre-estado.

En el momento en que ésa condición es delegada a los mercenarios y gobernantes extranjeros que no tenían noción ni amor por la patria-madre-estado, en ése momento comenzó la decadencia.

Características geográficas –naturales de roma: El territorio sobre el cual la ciudad ha surgido y sobre el cual se ha desarrollado tiene una historia geológicamente compleja: el substrato reciente está constituido por material piro clástico producido hace 600 o 300 mil años atrás por los volcanes, hoy en día inactivos, ubicados en el área sudeste de la ciudad, el Volcán Laziale que se encuentra en las actuales Colinas Albanas, y al noreste, los Montes Sabatinos. De estos depósitos se forma gran parte de las colinas que abundan en el territorio romano. Sucesivamente la actividad fluvial del Tíber y del Aniene contribuye a la erosión de los relieves y a la sedimentación, caracterizando aún más al terreno.
El territorio de Roma, por lo tanto, presenta diversos paisajes naturales y características ambientales: algunos relieves montañosos y colinas (entre ellas las históricas siete colinas), las zonas forestales, el río Tíber y sus afluentes, las marranas o pequeños riachuelos típicos del paisaje urbano, los lagos como el lago de Bracciano y el lago de Martignano así como aquellos artificiales, una isla fluvial (la isla Tiberina), y la costa arenosa del balneario de Ostia, frente al mar Tirreno.

Características geográficas: la península itálica se encuentra ubicada en el centro del mar Mediterráneo y posee una gran extensión de costas. Esta península está cruzada por dos cordilleras, la de los Apeninos a lo largo de la península y la de los Alpes al norte, condiciones que la dividen en tres regiones: Italia Continental (Galia Cisalpina); en el centro y sur, la Italia Peninsular, dominada por los Apeninos; y al sur-Oeste, la Italia Insular, que está formada por las islas Córcega, Cerdeña y Sicilia, ubicadas en el mar Tirreno.

comments

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar