PLAGAS DE LAS PLANTAS

Visto: 2359

PLAGAS DE LAS PLANTAS

Principales plagas de las plantas

Entre las plagas más importantes que afectan a las plantas tenemos las siguientes:

Plagas de insectos

Los pulgones constituyen una de las principales plagas de las plantas. Se desarrollan especialmente con el aumento de la temperatura, a partir de la primavera. La calor y la sequedad favorecen su desarrollo.

Los lugares donde suelen aparecer son las puntas de los tallos y las yemas, por lo que si, lo detectamos al principio, podemos despuntar estas partes afectadas y deshacernos del material contaminado.

Es importante también aplicar un insecticida sistemico, es decir aquel tipo de insecticidas que son absorbidos por las plantas y los pulgones lo absorben al chupar su savia.

Las hormigas favorecen el desarrollo de los pulgones al protegerlos y cultivarlos. Luego obtienen de ellos una substancia azucarada muy dulce con la que se alimentan. ( Foto de hormigas )

Las cochinillas son insectos que se pegan a las plantas, especialmente a los brotes jóvenes. Viven a expensas de las mismas pues poseen unos organos chupadores que se encargan de extraer la savia de las plantas. Entre las más destacadas se encuentran las cochinillas algodonosas que segregan una especie de substancia blanca y esponjosa parecida al algodon. Atacan especialmente las plantas de interior, porque las condiciones ambientales de los lugares cerrados ( sequedad ambiental) favorecen su desarrollo. Entre las plantas afectadas tenemos los ficus, las yucas, las adelfas

Para eliminarlas debemos quitarlas todas con la ayuda de un trapo empapado en alcohol. Posteriormente aplicaremos un insecticida sistémico y separaremos la planta contaminada del resto de plantas para impedir que se contaminen.

Los ácaros son arañitas que atacan las plantas cuando el ambiente es calido y reseco. Entre los principales ácaros se encuentran las arañas rojas, que, al acumularse proporcionan tonalidades rojizas o marrones al envés de las hojas y una especie de telaraña entre los nervios del envés. De progresar el ataque, finalmente producirán su caída. Atacan prácticamente a todas las plantas, tanto las plantas de jardín, como rosales, hortensias o lilos, así como árboles frutales. La mejor manera de controlarlos es aplicar aceite mineral en invierno, aunque resulta adecuado aplicar insecticida líquido en primavera o verano combinado con un riego abundante y el rociado con agua de las hojas para que aumente la humedad ambiental. Si queremos eliminar o controlar biológicamente ácaros, pulgones u otros insectos podemos utilizar otros insectos como las mariquitas que se alimentan de los mismos.

Las moscas blancas son insectos muy diversos emparentados con los pulgones y no con las autenticas moscas. Ocasionan grandes daños a las plantas, tanto por la acción de las larvas y los adultos que chupan la savia de los vegetales sobre los que se asientan, como por las secreciones que producen sobre las que se desarrolla el hongo negrilla. Se nota que la planta esta infectada por los huevos situados en el envés de la planta y, sobre todo, por el vuelo de estos diminutos voladores que se produce al mover las hojas y que recuerda, en caso de que la infección sea muy abundante, a una especie de nube blanca.

El tratamiento requiere la pulverización de la planta con insecticida líquido, prestando especial atención a que el envés de las hojas quede bien mojado. Otros tratamientos mas ecologicas suponen la limpieza de las hojas con agua de jabón, el uso de insectidas naturales ( piritrina o rotenona) o la combinación de plantas afectadas por esta plaga junto con otras plantas que la repelen como el tabaco o la caléndula.

Otra de las plagas muy importantes son los gusanos del suelo, que son los insectos que habitan en el suelo y se alimentan de las raíces o los bulbos. Entre los gusanos del suelo tenemos el gusano gris que se alimenta de crisantemos, asters o geranios. El gusano de alambre que se alimenta de de bulbos y tuberculos, así como las raíces de muchas hortalizas.

Los gusanos blancos que devoran los tubérculos o los bulbos, como las patatas, las dalias o los lirios. La aplicación a pie de las plantas de insecticida en grano constituirá un tratamiento adecuado. Otra de las soluciones cuando estas plagas no estan muy extendidas es remover bien la tierra para que estos gusanos salgan al exterior y recogerlos.

Plagas de moluscos

Caracoles y babosas constituyen plagas habituales del huerto y del jardín, especialmente en los días lluviosos de primavera, cuando salen especialmente por la noche a devorar los brotes tiernos de las plantas. Sabemos que han actuado sobre las plantas por los regueros mucosos que dejan, muchas veces cubiertos por excrementos así como por los agujeros que realizan en las hojas y los tallos. Pueden incluso atacar las partes comestibles subterraneas.

Las babosas se alimentan de plantas silvestres, plantas ornamentales, frutas y verduras. Igualmente, Las transmiten agentes infecciosos a las plantas como el mildiu a través de su saliva o con sus excrementos.

Las babosas prefieren las plantas recién germinadas y las plantas jóvenes o con hojas tiernas.

En el huerto caracoles y babosas atacan la mayoría de las hortalizas, como remolachas o lechugas. En el jardín devoran los brotes tiernos de primaveras, jacintos, tulipanes, etc. La aplicación de helicidas en cebos o la pulverización con metalhehidos han sido las formas habituales de tratar con estas plagas.

comments

Comentarios   

0 #1 Antoinette 06-06-2018 19:39
The play on words is premised on that logic.

My site: steam codes: https://paulscorner.puzl.com

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar