SITUACION ACTUAL DE PRODUCCION EN VENEZUELA.

Escrito por Editor Visto: 1710

El profesor Werner Gutiérrez Ferrer, decano de la Facultad de Agronomía, en varios escenarios nacionales ha llamado a la reflexión al Gobierno Nacional en relación con la aplicación y continuidad de la actual política agrícola y la delicada situación que atraviesa nuestro país.

 Consumo agroalimentario

 Al analizar los diferentes informes que presentan organismos o instituciones especializadas tales como CAVIDEA y CENDAS se observa “que en Venezuela en los últimos meses, se está presentando disminución en el consumo de la leche en polvo y líquida, sardinas, atún, arroz, embutidos, margarina, azúcar y salsa de tomate”, expresó el profesor Werner Gutiérrez. 
Indicó además que este fenómeno se está presentando no solo debido al índice de escasez de productos en el mercado nacional, que según datos del Banco Central de Venezuela para el mes de enero de este año llegó al 16,2 %, sino también a los incrementos de los alimentos. Explica el profesor Gutiérrez que “según informaciones del CENDAS, en febrero la canasta alimentaria se ubicó en 3.459,36 Bs, lo que indica un incremento de 32,2% al analizar la variación acumulada de febrero 2012-febrero 2011”.


Exportaciones agroalimentarias


Venezuela no solo antes de la aparición del petróleo, sino aun después de comenzar  su explotación veía salir a través de sus puertos productos agroalimentarios. Aún dentro de la historia contemporánea nuestros agricultores lograron colocar sus productos en el exterior. Para el año 1998, al país ingresaron 71,8 millones de dólares por exportación de pescados y afines, 48,3 millones por frutas y 60,8 millones de dólares por exportación de cereales. 

Hoy, 13 años después la disminución en las exportaciones agroalimentarias del país, según cifras del propio Instituto Nacional de Estadísticas y cálculos ofrecidos por el profesor Alejandro Gutiérrez del Centro de Investigaciones Agroalimentarias de la Universidad de los Andes, promedian 92.01%, es decir,  tan solo ingresaron 55 millones de dólares por este concepto al país”, explicó el profesor Werner Gutiérrez. 

Comentó que los rubros café y arroz quizás son los más emblemáticos. “El café no solo por su significado histórico para Venezuela, sino por ser un cultivo que da sustento principalmente a pequeños productores, y el arroz por la amplia plataforma instalada en el país para su producción. En ambos casos luego de ser exportadores hoy nuestros ciudadanos consumen entre un 30-50% de café importado y ya para este año se ha autorizado la importación de 170.000 toneladas de arroz”.

Asimismo indicó que esta exagerada disminución en las exportaciones agroalimentarias  en estos últimos 13 años, se repite en otros renglones de la economía nacional, generando que hoy de cada 100 dólares que ingresan al país por exportaciones, 95 provienen del petróleo, lo que nos coloca hoy más que nunca como un país mono productor. 

“Pero tenemos otro agravante. Para 1974 las exportaciones petroleras representaban 4001 dólares por persona, en el 2008, año de mayor ingreso de divisas provenientes del petróleo, el promedio solo alcanza la cifra de 3396 dólares por persona”, dijo el profesor Gutiérrez. 

Continuó explicando que el Producto Interno Bruto Agrícola para el año 2011, según cifras del propio Banco Central de Venezuela, por tercer año consecutivo tuvo una caída, creciendo solo 1%. Inclusive el Dr.  Carlos Machado Allison, experto en Agro negocios del IESA difiere de esa cifra del 1% presentada por el BCV, argumentando  que la caída en la producción del maíz, ganadería y caña de azúcar fue muy marcada en el 2011 para haber alcanzado ese crecimiento”. 

Según el profesor Werner Gutiérrez, para que tengamos una idea de la tragedia que representan estos indicadores, Gobierno Nacional y expertos reconocen que en Venezuela para lograr cubrir las necesidades alimenticias de la población se debe registrar una tasa de crecimiento sostenido de entre 4 a 6% en nuestro PIB agrícola.


Importaciones Agroalimentarias


En contraste, las importaciones agroalimentarias venezolanas en estos últimos años crecieron 229,2 % llegando a alcanzar en el 2011 la cifra de 5,8 millardos de dólares. Explica que esta situación es aún más compleja y peligrosa para la nación, toda vez que al comparar los precios internacionales de los alimentos del año 2011 con relación al 2000, se observan incrementos desde un 184 % como es el caso de aceite crudo de palma, hasta un 368 % en el caso del maíz amarillo.

Lo barato para el Gobierno, le sale muy caro al país. Tenemos una moneda que está sobrevalorada, razón por la cual existe una realidad engañosa. El gobierno nacional afirma que estamos comprando los productos más económicos en el mercado internacional, cuando en realidad la fuga de las divisas generadas por el petróleo y las provenientes del endeudamiento externo, están generando riquezas en otras naciones, pudiendo estar sembrando bienestar en tierras venezolanas”, comentó el Decano de la Facultad de Agronomía de LUZ. 

En su consideración, existen dos agravantes a este triste panorama, la primera de ellas es que la deuda externa venezolana, en momentos de bonanza petrolera ha pasado de 39.991 millones de dólares en 1998 a 104.480 millones de dólares en el 2011, representando esto un incremento de 167,7 %, a esto debe sumársele que la deuda pública interna para el pasado año ya alcanzaba los 154.110 millones de bolívares.  

El segundo agravante es el constante incremento de los precios internacionales de los alimentos, y la poca disponibilidad de los mismos. En reciente reunión sostenida por un grupo de 38 países en la FAO, se pronosticó que para el año 2020 se presentarán incrementos drásticos en los precios internacionales en rubros importantes de la dieta de los venezolanos. En maíz se espera un incremento de 48%, 40% en arroz, 36% en oleaginosas y 27 % en trigo.


“Los cambios climáticos y la reducción de la frontera agrícola  mundial, están impulsando los precios de los alimentos al alza y generando el desabastecimiento de los mismos. Posiblemente en un futuro tendremos los dólares, pero no existirán mercados internacionales dispuestos a ofertar alimentos ya que los reservarán para sus conciudadanos”, dijo el profesor Gutiérrez Ferrer. 

Juegos de cifras

El Presidente de la República, en la Asamblea Nacional, afirmó que Venezuela cerró el pasado año con un rebaño bovino compuesto por 14.000.000 de cabezas y alcanzamos una producción de leche de 2000 millones de litros de leche por año.

Sin embargo, según las cifras presentadas por el Dr. Manuel Cipriano Heredia, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos, poseemos tan solo 12.000.000 de cabezas de ganado bovino y la producción anual de leche está alrededor de 1500 millones de litros. 

“Para cumplir las recomendaciones de los organismos internacionales cada venezolano debe estar consumiendo  130 lts de leche/año, cuando hoy en día solo consumimos 70 litros.  Según el propio Ministerio del Poder Popular  para la Alimentación  el consumo interno en el país debería ser  de 4015 millones de litros por año, es decir tenemos un déficit que supera los 2000 millones ce litros de leche por año” , dijo Werner Gutiérrez. 

El déficit en carne no es  menos preocupante. “Venezuela debería disponer de un rebaño bovino de alrededor de 28.000.000 de cabezas, para satisfacer las necesidades alimentarias  de nuestra población  por lo cual nos están faltando más de 14.000.000 de cabezas. Construir ese nuevo rebaño nos llevara años de esfuerzos”, recalcó el decano Gutiérrez. 


Maíz, oro blanco y amarillo, en decadencia


En el renglón agrícola vegetal, el principal cultivo en cuanto a superficie sembrada en Venezuela lo representa el maíz blanco, por la importancia que este rubro posee para la industria molinera encargada de procesar la harina para la arepa criolla. En tanto el maíz amarillo se dedica a la industria de alimentos balanceados, siendo un cultivo importante para nuestros agricultores por la rentabilidad que les ofrece. En ambos cultivos, Venezuela ha logrado el adecuado manejo del paquete tecnológico que había permitido incrementar el rendimiento en forma sostenida. 


Explicó el profesor Gutiérrez que “lamentablemente la inestabilidad del sector, la falta de insumos y las condiciones ambientales adversas generaron una drástica caída en la producción de ambos rubros, llegando a cubrir aproximadamente solo entre un 50 a 70 % de la demanda nacional. Esto ha generado que Venezuela esté importando por primera vez en muchos años, maíz blanco.  Hoy el 30 % de la arepa venezolana se prepara con maíz importado”.

PRODUCCION POR ESTADO.

La producción de nuestro suelo cultivado ha ido en progresivo aumento.

Sin embargo la oferta del mercado productivo sigue siendo insuficiente para la demanda de dichos producto que como señalamos anteriormente se destinan para la alimentación, industrialización y exportación y para cubrir nuestras necesidades.

Los precios de los artículos de consumo básico son costosos como al compararlos con el poder adquisitivo del venezolano.

La causa de los aumentos se debe en algunos casos a bajos ingresos económicos o a que los insumos utilizados en la producción son importados lo que implica necesariamente la compra e inversión de divisas y por consiguiente elevan los costos de producción, otros elementos que eleva los costos pueden ser la baja producción, el efectos de tiempo, exceso de lluvia en el invierno o prolongada sequía en el verano; los incrementos en la cadena de comercialización y la falta del control de precios de los alimentos por las autoridades alimentarias.

A continuación tomando en cuenta las características del espacio agrícola, con sus diferencias regionales en el uso de la tierra, así como la influencia del clima sobre las actividades agrícolas, presentamos la variedad de productos agrícolas que se producen en Venezuela.

Cereales

A este grupo pertenecen las plantas gramíneas de frutos farináceos tales como el maíz, el arroz y el sorgo, en los climas tropicales; en climas templados se dan otros cereales como el trigo.

Maíz es el cultivo más extendido en Venezuela. Hoy es cultivado en casi todas las pequeñas plantaciones por razones de subsistencia, pero, además se cultiva con técnicas modernas en virtud de que constituye materia prima para varias industrias entre las que se encuentran las fábricas de harina precocida y de hojuelas de maíz tostado. Las entidades federales de producción más notables son Guárico, Portuguesa, Barinas, Bolívar, Yaracuy y Monagas.

Arroz: Su cultivo se realiza en lugares de clima monzónico y ecuatorial, es decir, en ciertas áreas de los estados de Portuguesa, Guárico,

Barinas y Cojedes.

Sorgo Su relevancia dentro de la producción agrícola nacional es reciente y obedece a la necesidad de contar con materia prima para la elaboración de alimentos concentrados para las distintas variedades de ganado. Se produce en climas cálidos: Guárico, Monagas, Aragua,

Barinas, Cojedes, Portuguesa y Lara.

Caraota (alubia) Destaca en la dieta del venezolano medio, con sus diferentes variedades. La variedad conocida como “

Caraota negra” presenta ciertas dificultades para su cultivo. Se da por todo el país, pero destacan como entidades de mayor producción Trujillo, Carabobo,

Lara, Miranda, Yaracuy, Apure y Anzoátegui

Frijol

.

La distribución espacial de la producción es idéntica a la de la caraota

Raíces y tubérculos

Constituyen, después de los cereales, la mayor fuente de alimentación en el país. En este grupo destacan la yuca y la papa. Yuca Entre las entidades federales con mayor producción destacan Monagas, Zulia, Sucre, Cojedes y Bolívar.

Papa: Cultivo originario de los Andes,. Su cultivo, anteriormente confinado a los estados andinos, ocupa hoy en día una superficie que incluye a Lara, Aragua y Carabobo.Otros cultivos alimenticios.

Plátano

Se cultiva en Zulia, Barinas, Miranda, Táchira, Trujillo, Mérida, Carabobo y Yaracuy.

Cebolla: El cultivo se practica en Lara, Falcón, Táchira, Aragua y Carabobo.

Tomate: Su producción se encuentra relativamente extendida, pero se da con mayor intensidad en Lara, Aragua, Guárico, Portuguesa,

Carabobo y Zulia.

Cultivos de exportación.

En Venezuela también se practica una agricultura cuya finalidad principal es satisfacer las necesidades del mercado internacional. Los cultivos de exportación más importantes son el café y el cacao, aunque su importancia disminuyó con el auge de la producción y exportación del petróleo.

Cacao: Es un cultivo de tierras cálidas y húmedas. Su producción se concentra en Miranda,

Sucre, Delta Amacuro, Barinas, Aragua, Apure,

Zulia y Mérida.

Café: El cultivo es propio de climas templados y se realiza en áreas de colinas y pendientes suaves. Su producción se da en el arco montañoso septentrional (cordillera de los Andes, formación Lara-Falcón y cordillera de la Costa), particularmente en los siguientes estados:

Táchira, Mérida, Trujillo, Lara, Portuguesa,

Monagas y Sucre.

Cultivos industriales.

En los últimos años se observa una relación cada vez más estrecha entre las actividades primarias y las actividades de transformación, hecho que ha permitido el desarrollo de cierta agricultura destinada a la industria.

Caña de azúcar: El cultivo se desarrolla en grandes fincas especializadas, cuyo propósito es abastecer a los modernos centros azucareros. De la misma forma, se desarrolla en pequeñas fincas que abastecen las fábricas de azúcar morena sin refinar y papelón (panela de azúcar sin refinar). La producción se distribuye geográficamente en la superficie que integran Yaracuy, Lara, Aragua, Carabobo, Táchira. Trujillo y Sucre.

Tabaco: Es un cultivo que manifiesta una gran demanda; sin embargo, el área geográfica bajo cultivo se mantiene más o menos constante en Guárico, Portuguesa, Cojedes, Carabobo,

Aragua y Sucre.

Algodón

El área de mayor producción está integrada por los estados Anzoátegui,

Guárico, Portuguesa, Barinas y Apure.

Ajonjolí: Es una planta sesámea, cuyas semillas amarillentas y menudas se utilizan para la fabricación de grasas y aceites comestibles. El cultivo se produce en un área concentrada, siendo Portuguesa la entidad de mayor importancia; también se cultiva en Barinas, Cojedes, Monagas, Falcón y Guárico.

Sin embargo no hemos logrado la soberanía alimentaria, la producción agrícola es insuficiente para cubrir la demanda nacional por lo que se han tomado una serie de medidas.

Por ejemplo, para propiciar la seguridad alimentaria, el Gobierno Nacional ha creado el Ministerio de la Alimentación el cual junto al

Ministerio de Industrias Ligeras y Comercio y el Ministerio de Economía Popular se encargan de incentivar las siembras por medio del otorgamiento de créditos a comunidades organizadas en Cooperativas de Producción, de regular el precio de los productos alimenticios y facilitar la comercialización de los productos, y evitar la escases, acaparamiento y sobreprecios de los mismos. Además de los ministerios antes señalados, el principal encargado de la producción agrícola del país es el Ministerio de Agricultura y Tierra que ahora sustituye lo que fue el Ministerio de Agricultura y Cría (MAC). Al cual se encuentra adscrito el Instituto Nacional de Tierras (INTI) quien se encarga de la revisión de los documentos de propiedad de las tierras y del reparto de las mismas para la producción en pequeña y mediana escala, en los casos que sean necesarios se procederá a la expropiación de las tierras por fines de bien social.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar